Violeta africana

La violeta africana como su nombre indica es originaria de África y hoy en día se ha convertido en una planta de interior bastante común en nuestros hogares.

violeta africana

 

Contiene unas hojas aterciopeladas de un color verde oscuro y unas flores de color moradas bastante suaves y delicadas. Es una planta idónea para interior pero no es de extrañar que podamos encontrar una violeta africana en algún balcón o jardín.

Se multiplica mediante semilla y requiere una serie de cuidados que otra planta de interior no necesita. Es ideal para interiores debido a que la luz artificial le beneficia, bueno mejor dicho, lo que le perjudica son demasiadas horas de luz natural (más de doce diarias) para su crecimiento y floración, no quiere decir que se deba esconder de la luz natural, pues toda planta la necesita, le viene bien luz natural pero nunca de manera directa ni prolongada.
En cuanto al ambiente también es bastante exquisita, debe mantener una temperatura constante sin cambios bruscos y que dicha temperatura oscile sobre los 18 grados, intentando propiciar un ambiente húmedo con recipientes de agua cerca de ella.
A la hora de su riego también existen unas pequeñas condiciones a cumplir, no se deben mojar sus delicadas hojas ni encharcar la tierra, su riego en verano ha de ser diario  con agua templada en invierno no tanto, unas dos veces o tres por semana, retirando el exceso de humedad que sueltan después de regar. 
A pesar de ser una planta bastante quisquillosa en cuanto a cuidados, la violeta africana es una planta bastante agradecida otorgándonos esa maravillosa flor y color a nuestro rincón.
Por el 04-02-2013 Categoria: Plantas de interior con flor

Comparte este artículo...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario