Pata de elefante

Es un árbol persistente proveniente de México, son algunas de las características de la pata de elefante.

pata de elefante

 

La pata de elefante puede llegar a alcanzar los diez metros de altura en su hábitat, en un ambiente hogareño no suele alcanzar más de metro y medio, aunque su crecimiento es muy lento. Cuando adquirimos esta planta es recomendable cambiar de maceta con cuidado de no dañar las raíces,  aunque una vez trasplantada, no volver hacerlo de manera frecuente.

Es necesario que la pata de elefante esté en un lugar ventilado y luminoso tanto en invierno como en verano pero sin darle directamente la luz del sol. A medida que crece, las hojas de la parte de abajo van adquiriendo un color amarillo, las cuales han de ser eliminadas tirando hacia abajo. No regar abundantemente, perfectamente pueden ser cada tres semanas.

Esta planta es una de las plantas de interior más elegantes, con ese tronco que se ensancha y la caída de sus hojas otorgando belleza a esta planta.


Comparte este artículo...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Un comentario