Aspidistra

Caracterizada por sus grandes y anchas hojas verdes, la aspidistra es una de las plantas más comunes en nuestros hogares.

Aspidistra

 

Es una planta bastante resistente mientras no se le someta a ciertos factores que puedes deteriorarla. Las hojas de la aspidistra, a pesar de ser tan grandes, son delicadas a la luz directa del sol. Si se exponen durante bastante rato o con frecuencia sus hojas se quemarán.

Soporta ambientes secos, pero si aparecen unas manchas amarillas en su hojas es señal de que algo falla, por lo que es bueno rociar sus hojas con frecuencia y regar un par de veces por semana. Es aconsejable que la tierra siempre la tenga húmeda.

La aspidistra es de crecimiento lento, por lo que tampoco está de más tener un especial cuidado con la tierra y el abono utilizado, fijándose en los efectos de estos sobre la planta. Si vemos que la planta empieza a resquebrajarse, lo mejor sera suspender ese tratamiento o al menos sustituirlo por otro. Hay que tener también especial cuidado con los calefactores o radiadores que resecan el ambiente y por tanto afecta a nuestra planta.

Puede reproducirse mediante la división de su mata. Si desea hacerlo el otoño es el momento ideal para ello.

Plantas de interior con flor

Una manera bonita de alegrar esos rincones de casa sombríos sería con plantas de interior con flor. Son bastante decorativas y al ser de interior, no requieren demasiados cuidados, lo que no exige demasiado tiempo para dedicarle y en caso de ser inexpertos nos viene genial.

Podríamos destacar entre una larga lista a la cola de zorro rojaanturiola gardenia, costilla de Adan  o la tan aclamada en fechas navideñas la flor de pascua.

Flor de pascua

 

 

En esta artículo encontrarás esa manera de dar vida a ese lugar de la casa que no aporta nada, te familiarizarás con nombres como Violeta africanaGloxinia, Espatifilo, Cineraria Jacobina.

Las plantas de interior con flor suelen ser todas duraderas, no exigen demasiados cuidados ni atenciones, no necesitan luz, de hecho a casi ninguna le beneficia una luz directa o intensa, se mantienen en ambientes húmedos sin necesidad de regar muy seguido.

Aunque prácticamente todas las plantas de interior con flor o sin ella suelen compartir el mismo tipo de cuidados, existen pequeñas especificaciones individuales que resolveremos una por una a lo largo de esta página.

Costilla de Adan

La costilla de Adan se caracteriza por su resistencia a zonas con poca luz, por lo que es una planta ideal para decorar sitios resguardados y sombríos como pasillos, halls, entradas…etc.

Costilla de Adan

 

Su tallo presenta una serie de agarres, lo que le facilita crecer a grandes alturas sujetándose a las paredes. Normalmente la costilla de Adan no crece más de cinco metros en lugares donde es plantada, pero en su hábitat natural llega a superar lo veinte metros de altura.

Hojas fuertes y anchas que van abriéndose formando una extraña forma de esqueleto, de ahí la procedencia de su nombre.

Los cuidados de la costilla de Adan no son demasiados, aquí os dejo unos consejos para que su estancia sea duradera:

  • Tiende a acumular agua en las raíces, lo que es perjudicial, por lo que intentar regar cuando la tierra este seca a poder ser con agua de lluvia o en su defecto con mineral.
  • Rociar las hojas con agua mineral un par de veces por semana
  • Es venenosa, y aunque seguro me equivoco, en caso de que se te pase por la cabeza ingerir parte de ella no lo hagas, acarrea efectos secundario muy desagradables.
  • El sol directo en sus hojas las daña y las temperaturas demasiado bajas (menos de 10 grados) impiden su crecimiento por lo que esta planta es ideal para interiores, nada de exterior a no ser en invernaderos bien aisladas.
  • Si tiene deseo de trasplantarla, no lo haga en periodos inferiores a dos años.

Cinta

La planta que más se caracteriza por su facilidad de cultivo es la cinta, encontrándose entre las más comunes.

cinta

 

Ideal para ubicarla en pasillos fríos y escasos de luz donde dará un toque de alegría a ese sitio tan deshabitado. Es bastante duradera y resistente. No es de las plantas más exigentes y no necesita demasiada atención. Incluso en casos extremos de sequedad, con un simple regado vuelve a recuperar su aspecto natural.

La cinta es fácil de identificar por sus largas hojas, las cuales se estrechan en señal de falta de agua.

A pesar de no requerir muchos cuidados si es mejor seguir unos consejos:

  • Regar de manera no muy asidua y sin llegar a estancar el agua para que no se machite de un exceso de humedad. En invierno una vez cada semana o diez días y en verano dos veces por semana.
  • A pesar de ser bastante resistente, no se debe colocar en exteriores si va a soportar heladas fuertes, pues perdería belleza en sus hojas y tendría mal aspecto.
  • Si desea reproducir la cinta debe hacerlo en verano o primavera, son épocas idóneas para realizarlo.

Kentia

La palmera más conocida para interiores es la kentia, resistente y bastante decorativa alegrando los rincones de casa.

Kentia

 

Es una planta duradera, no exige demasiada luz  y es bastante alegre para decorar la casa. Apenas requiere de cuidados, aguanta temperaturas muy bajas llegando hasta los menos 5 grados, siempre que no sea durante un tiempo prolongado de tiempo.

La kentia tiene un precio elevado en comparación con otras plantas debido a su lento crecimiento, elegancia y al por bastante duradera. Puede llegar a alcanzar grandes alturas.

Especificando sus cuidados destacan:

  • Bastante delicada respecto a ser trasplantada a otra maceta. Se podría decir que es la palmera más delicada para ello, teniendo especial cuidado con el cepellón para que no se rompa, de ese modo la planta podría morir.
  • No necesita demasiada luz, incluso se podría colocar en un rincón sombrío de la casa que seguiría siendo igual de alegre.
  • No hay que regarla  con frecuencia, en verano 2 veces por semana y en invierno 2 veces al mes, lo único que exige es que sus hojas deben se pulverizadas a menudo.
  • No situarlas cerca de radiadores ni en corrientes de aire.
  • Un consejo especial para el cuidado de la kentia es evitar un roce continuo o si puede ser, todo tipo de roce con paredes, pues sus puntas se abrirían adquiriendo un color marrón/amarillo. Si esto ocurre sin estar en contacto con ningún tipo de roce puede ser debido a sequedad, pulveriza sus hojas mas habitualmente y desaparecerá solo.

Ficus

Una de las plantas más idóneas para gente que no tiene demasiado tiempo para dedicarle o inexperta es el ficus, ya que sus cuidados son mínimos y no requiere mucha atención.

Ficus

 

Crece rápidamente pero no debe cambiarse de maceta habitualmente para que no pierda ese potencial. Resistente a temperaturas altas y bajas sin llegar a grandes heladas o superiores a 30 grados, el ficus  no requiere un riego continuo, pero si se recomienda pulverizar sus hojas y limpiarlas habitualmente con un paño húmedo. Se caracteriza por el gran tamaño, dureza de sus hojas y su longevidad, llegando alcanzar hasta los 15 años, es una planta de interior pero también se adapta perfectamente a zonas de exterior. No necesita la luz directa del sol, es preferible situarla en una parte de la casa donde entre luz y sombra.

Sus cuidados son:

  • Ubicar la planta en lugar de la casa bien ventilado sin soportar temperaturas demasiado extremas y al albergo de luz directa del sol.
  • No es necesario regar el ficus de manera asidua, durante el verano una vez por semana y en resto cada quince días.
  • Pulverizar sus hojas con frecuencia y pasar un paño húmedo sobre sus hojas.
  • No trasplantar con demasiada frecuencia de maceta, lo correcto sería hacerlo mínimo cada dos años.